Ciudad de México.- Bank of America (BofAML) señaló que la reforma a la ley laboral es un paso para que el congreso estadunidense ratifique el Acuerdo Comercial México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC); no obstante, si bien promueve la reducción de la desigualdad y el aumento de los salarios reales, también reduce la ventaja comparativa del país, derivada de sueldo bajos, y ejerce presión para la inflación.

En un documento dijo que la reforma laboral tiene el potencial de aumentar el poder de negociación de los trabajadores, lo que podría permitir que los salarios reflejen mejor los aumentos de productividad; sin embargo, los salarios más altos podrían erosionar una de las principales ventajas comparativas de México, los bajos salarios que le han permitido ser una potencia industrial y comercializar 70 por ciento de su producto interno bruto (PIB).

Bank of America puntualizó que eventualmente, salarios más altos podrían reducir la desigualdad y reducir la inseguridad, pero los riesgos de implementación continúan, ya que México tiene una larga historia de reformas que no se implementan completamente.

Además, los salarios más altos también podrían ejercer presión sobre la inflación, en particular la inflación de servicios, que recientemente se ha mantenido obstinadamente por encima del objetivo de 3 por ciento del banco central, a pesar de una desaceleración de la actividad económica.

Paralelamente reconoció que la reforma laboral reconoce principios laborales internacionales, como el derecho a la libertad de asociación y la sindicación gratuita, además de regular la contratación externa y establece pautas para el funcionamiento de los nuevos tribunales laborales.

La institución financiera explicó que las modificaciones a las leyes laborales fueron posibles debido a que una coalición de partidos de izquierda tiene mayoría en el Congreso y a que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) abrió las puertas a los Estados Unidos y Canadá para obligar a México a actualizar y mejorar su marco laboral.

Además, agregó BofAML, un objetivo de la reforma laboral es cumplir las promesas de la campaña del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de empoderar a los trabajadores, aumentar los salarios y reducir la desigualdad, al tiempo que busca modernizar el sistema de justicia laboral.

Con información de Milenio