Colombia.- Un insólito hecho sucedió en el corregimiento de Llorente, en el municipio fronterizo de Tumaco, departamento colombiano de Nariño. La familia de Fidel Pantoja, de 50 años de edad, lo desenterró después de haber sido sepultado nueve días antes porque soñaron que estaba vivo. Pero los médicos confirmaron que seguía muerto.

Pantoja falleció el pasado 7 de abril hacia las tres de la tarde en el hospital de Ipiales a donde fue trasladado desde Llorente por una afección pulmonar, aunque la causa de la muerte fue la pérdida de gran cantidad de sangre. Así lo contó al diario El Tiempo su hijo Iván, de 26 años de edad.

Luego de pasado el velorio y el entierro, uno de sus 10 hijos soñó que su padre estaba vivo, dijo al mismo medio un vecino de la familia de ascendencia indígena, identificado como Camilo Perdomo. Desde entonces su esposa, María Gladys Marín, entró en una crisis nerviosa por pensar que Pantoja seguía vivo, incluso fue necesario que la internaran por unos días en un centro de salud.

La situación rápidamente se conoció en el pueblo, y la comunidad dijo que empezó a escuchar ruidos que provenían de la bóveda donde había sido sepultado Fidel Pantoja. Desde entonces corrió el rumor de un supuesto milagro que había hecho sobrevivir al muerto. "Yo voy a esperar a que llegue, porque él ya va a llegar", decía mientras tanto María Gladys, según El Tiempo.

La gente del pueblo se aglomeraba en la tumba para escuchar los supuestos gritos de Pantoja pidiendo que lo sacaran del ataúd. Así que la familia decidió desenterrarlo y salir de la duda. La tapa de la bóveda ya estaba abierta cuando llegaron, de acuerdo a información que la Policía de Tumaco entregó al medio nacional.

El cuerpo de Pantoja estaba casi en perfecto estado, sin signos de descomposición, solo con el rostro quemado que, por la humedad del municipio de Nariño, es usual que ocurra, dijo El Tiempo. El cadáver fue trasladado en ambulancia al hospital San Andrés, en Chilví, y el personal médico confirmó que se encontraba sin signos vitales.

La familia y la comunidad no logra explicar los sonidos que escucharon, mientras que las autoridades realizan una necropsia a Pantoja para esclarecer las causas de su muerte y tratar de entender los ruidos.