Ciudad de México.- La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) dio a conocer este viernes la clasificación mundial de la Libertad de Prensa 2019 en la que México no sale bien parado al ser considerado como el territorio más peligroso de América para la prensa, al situarse en la posición 144 de 180 países analizados.

En 2018, dice RSF, al menos 10 periodistas fueron asesinados y la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia ha “calmado un poco” las tensiones entre el Gobierno y la prensa mexicana, aunque sus cuestionamientos y ataques a la llamada “prensa fifí” causan preocupación entre los activistas.

Christophe Deloire, secretario general de RSF, advirtió que en un ambiente donde los periodistas se vuelven víctimas expiatorias, los modelos democráticos están en gran peligro.

Si bien, a nivel global, la clasificación sitúa al país por debajo de naciones como Venezuela (148), Honduras (146) y Cuba (169), la organización también advierte que el territorio es actualmente el más letal para la prensa, por lo que lo posiciona como el más peligroso del continente.

Aclara que la violencia continúa y los asesinatos de periodistas permanecen en la impunidad, por lo que en marzo de 2019 RSF recurrió a la Corte Penal Internacional (CPI).

De los 180 países enlistados, sólo 24% registra una situación “buena” o “más bien buena”, con dos puntos abajo respecto al año anterior de 26%, y la mayoría de ellos se ubica en una “situación problemática”, con 37%.