Veracruz.- Colectivos de familias de personas desaparecidas del estado de Veracruz exigieron a la fiscalía y al gobierno del estado “dejarlos trabajar” en las 36 fosas clandestinas halladas en el municipio de Úrsulo Galván, y solicitaron no estar en medio del conflicto entre el fiscal Jorge Winckler Ortiz, y el gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

“No queremos estar en medio del juego, o del fuego, nuestro problema es tan fuerte y doloroso que no queremos lidiar con otro problema más. Queremos que nos dejen trabajar y encontrar a nuestros tesoros”, señaló Rosalía Castro Toss del Colectivo Solecito, en una reunión entre familiares y autoridades estatales.

Castro Toss planteó que lo que requieren es paz al momento de realizar el trabajo de búsqueda, sin obstaculizaciones, “por eso queremos que nos dejen fuera de sus diferencias”.

“El hallazgo del nuevo cementerio clandestino significa la esperanza de encontrar a nuestros familiares, a lo mejor alguno de nuestros hijos está ahí, y aunque será una noticia dolorosa, también sería un alivio encontrarlos”.

Delgadillo Romero sostuvo que pedirán a las autoridades participar en los trabajos de búsqueda en el cementerio clandestino, y explicaciones sobre por qué no resguardaron el lugar durante la semana pasada que se dio el hallazgo.

Por su parte, Lenit Enríquez Orozco, integrante de Madres en Búsqueda Coatzacoalcos, dijo que la participación de las familias en los trabajos de búsqueda es necesaria, así como en la identificación restos humanos.

“Sabemos que es un hallazgo grande y queremos saber cómo se va a trabajar y cuál va a ser el procesamiento de los hallazgos. Nosotras queremos participar en los trabajos y queremos que se nos informen quién va a llevar el procesamiento de los restos, si la Fiscalía o la Comisión Nacional de Búsqueda”.

Trabajos de búsqueda iniciaron desde este lunes

Mario Javier Valencia Hernández, director de Servicios Periciales de la Fiscalía del Estado, informó que este lunes se iniciaron los trabajos de búsqueda en el cementerio clandestino localizado entre las comunidades Paraíso y Porvenir, del municipio de Úrsulo Galván.

Tomamos algunas previsiones para tener espacios suficientes para los hallazgos que vayamos teniendo. No sabemos cuánto vamos a encontrar y qué tiempo vamos a trabajar. En este momento tenemos espacio para 400 cuerpos completos”.

Aseguró que se respetará la presencia de las familias en los trabajos de búsqueda, para que sea un trabajo “transparente, que se vea que estamos trabajando bien, que no estamos ocultando nada, se trata de localizar, identificar y entregar a los familiares que buscan un ser querido”.