Monclova, Coah.- La administradora de la Recaudación Local, Cristina Amezcua, aseguró que es falso que lavacoches trabajen como “coyotes” para acelerar los trámites de plaqueo a cambio de 200 pesos, como denunciaron usuarios de las redes sociales.

“Es algo que no está sucediendo”, manifestó la funcionaria estatal al ser abordada por Zócalo Monclova, pues dijo que terceras personas, en este caso los lavacoches, no pueden realizar ningún trámite, lo tiene que hacer de manera directa el interesado. Sinembargo los coyotes la han despistado y denuncian que hay contubernio entre Lavacoches y funcionarios.

Recaudadora niega realidad; ‘llueven’ quejas

No sólo por redes sociales denuncian la corrupción que impera en Recaudación, sino también personalmente o por llamadas telefónicas donde y señalan que funcionarios y lavacoches están en contubernio para agilizar los trámite, afectando a quienes realizan largas filas.

Aseguran los afectados que los lavacoches lo que hacen es recibir la papelería de las víctimas y la entregan a los funcionarios, quienes hacen el plaqueo más rápido y se reparten el dinero de las personas que acuden a realizar sus pagos vehiculares y despistan a la titular de Recaudación, quien desconoce qué sucede en las oficinas.

Cristina Amezcua dijo que para evitar malos entendidos o que la gente regale su dinero a terceras personas o “coyotes”, la Administración Fiscal General del Estado estableció el candado de que el contribuyente tiene que realizar de manera directa los trámites.

“No hacemos trámites a lavacoches o terceras personas, por eso estoy segura que no se da el coyotaje en la Recaudación, los trámites los hace directamente el contribuyente”, aseveró.

En relación de que lavacoches pudieran actuar en contubernio con empleados de la dependencia, la entrevistada dijo que los trámites se hacen a través de cita programada y es fácil auditarlas.

Comentó que si contribuyentes regalan su dinero a lavacoches en el exterior de las oficinas de la Recaudación Local, ella no puede hacer nada al respecto, puesto que para realizar los trámites no se cobra dinero en efectivo en el interior de la dependencia.

Reconoció que en Semana Santa hubo problemas por la falta de personal, lo que provocaba que los contribuyentes realizaran largas filas.