Saltillo, Coah.- En 2018 no solo se redujo la incidencia de grafiteros en la ciudad, sino también la detección de menores por pintas en propiedad pública y privada. En comparación con 2017, el grafiti se redujo 38 por ciento.

De acuerdo con información de la Comisión de Seguridad y Protección Ciudadana, en 2018 hubo 295 detenciones, de las cuales 151 se trataron de menores, lo que implicó una reducción del 57.5% de incidencia entre niños y adolescentes.

En 2017, de los 493 detenidos por grafiti, 72% fue de menores, es decir 356, contra 137 que tenían más de 18 años.

De acuerdo con el Código Penal de Coahuila, desde 2004, esta forma de vandalismo merece una sanción severa, incluso la cárcel.

Las sanciones administrativas van de las 120 a las 160 unidades de cuenta, que finalmente no se aplicaron en la ciudad, pese a la elevada detención de grafiteros.