Saltillo.- Al menos 80 niños migrantes no acompañados de entre 12 y 17 años permanecen en los albergues del DIF de Acuña y Piedras Negras tras 4 meses de intentar cruzar la frontera, mientras que el subsidio de la Federación para su cuidado fue suspendido.

Roberto Cárdenas Zavala, director de la institución, señaló que a la fecha el Estado ha destinado recursos propios en apoyos a los programas de niños migrantes para brindar vestido, alimentación, alojamiento y cuidados especiales.

Sin embargo, es importante recibir este apoyo ante el flujo migratorio de migrantes que atraviesan el estado, comentó, pues el número de niños migrantes no acompañados va en aumento.

Mientras tanto, las autoridades y el Consulado continúan gestionando el regreso a sus países de origen, aunque no tienen la certeza del sitio al que regresarán o con qué familiares, lo que ha retrocedido los procesos.

RECORTAN APOYOS

La Federación recortó 2 millones de pesos al DIF Coahuila, aportación que corresponde al subsidio de tres importantes programas que apoyan acciones en beneficio de quienes más lo necesitan.

Roberto Cárdenas Zavala, director general del DIF Coahuila señaló que estos recursos debieron llegar en marzo para subsidiar los gastos que generan los albergues que atienden a niños migrantes en Piedras Negras y Ciudad Acuña.

También serviría para apoyar las acciones que desarrollan las organizaciones de la sociedad civil, y lo que se destina al programa de Familias Productivas del área rural.

Sin embargo, estos tres programas no tendrán la misma partida presupuestal para operar, aunque el estado ha destinado recursos propios en apoyos a los programas de niños migrantes y de respaldo a las OSC.

“Nosotros no nos vamos a detener y con el respaldo del Gobernador del estado y de su esposa, vamos a tratar de mantener estos apoyos recortados por la Federación, ya se enviaron las cartas y se expusieron los motivos por los que es importante no recortar esa partida”, concluyó.