Estados Unidos.- El famoso rapero Ice-T dio a conocer en su cuenta de Twitter que estuvo a punto de dispararle a un repartidor de Amazon que se apareció en su casa sin portar el uniforme.

Al compartir la historia con sus seguidores, también sugirió que la empresa de comercio electrónico debería exigir a sus empleados que usen chalecos que los identifiquen como empleados.

La publicación decía así:

“Mensaje a Amazon: ahora que tiene personas normales que hacen sus entregas a domicilio… Tal vez deberían usar un chaleco que diga ENTREGAS AMAZON. Casi le disparo a una HP inmiscuyéndose en mi casa anoche … Yo sólo digo”, escribió Ice-T, cuyo nombre real es Tracy Lauren Marrow.

Message To Amazon: Now that you have regular people making your home deliveries.. Maybe they should wear a Vest with AMAZON DELIVERY on it..... I almost shot a MF creeping up to my crib last night.... Just sayin.

— ICE T (@FINALLEVEL) 21 de mayo de 2019

Ante esto, Dave Clark, el vicepresidente de operaciones mundiales de Amazon, le respondió a Ice-T directamente a través de la misma red social.

“Sólo digo… gracias por la sugerencia. A nosotros nos encantan tú y nuestros conductores. Hay muchas innovaciones que están por venir en esto y hay muchas más que ya existen para ayudarte a rastrear tu paquete y envíos en un mapa. Gracias por ser un cliente”.

Just sayin…thanks for the suggestion. We MF’ing love you and our drivers. Lots of innovations coming on this and many that already exist to help you track your package and delivery on a map. Thanks for being a customer.

— Dave Clark (@davehclark) 21 de mayo de 2019

La función de rastreo a la que Clark hace referencia es Amazon Map Tracking, que notifica a los clientes cuando los choferes de entrega se encuentran a 10 paradas de su dirección.

A diferencia de muchas empresas de entrega a domicilio, una cantidad importante de conductores de Amazon trabajan sin uniformes y en vehículos que no tienen ningún distintivo de la empresa.

Entre ellos se encuentran los trabajadores de Amazon Flex, que son contratistas independientes, así como los que son empleados por empresas de mensajería de terceros, a quienes Amazon llama socios de servicios de entrega.