Ciudad de México.- Despidos, reducción de salarios, cancelación de proyectos de investigación y de intercambios académicos y restricción de permisos de viaje y de viáticos para congresos internacionales ha sido el panorama de la comunidad científica en este sexenio.

Por las medidas de “austeridad republicana”, incluso el uso de energía eléctrica y agua ha sido restringido en centros de investigación, lo cual afecta a los proyectos y trabajos científicos.

El Instituto de Ecología de Xalapa ha ordenado minimizar el uso de los hornos de microondas y trabajar en áreas de luz natural, para no encender los focos. Ha prohibido cargar los celulares en las oficinas, quedarse a trabajar después de las 18:00 horas y encender el aire acondicionado.

“Aquí hay aparatos que simplemente no los puedes apagar, hay ultracongeladores que tienen muestras de ADN de muchos organismos, si los apagas se echan a perder todas esas muestras”, dice el doctor en Biología Juan Esteban Martínez Gómez.