Ciudad de México.- Las autoridades capitalinas cuentan con avances en las investigaciones por los casos de Norberto Ronquillo y Leonardo Avendaño, estudiantes universitarios asesinados en las últimas semanas en la Ciudad de México.

Respecto al secuestro y homicidio de Norberto, la Procuradora, Ernestina Godoy, informó que fue ubicado el vehículo que utilizaron los plagiarios para cobrar el rescate y continúan con las diligencias para consolidar la investigación.

"Ubicando en las cámaras, (se detectó) el posible vehículo que fue el que transportó a quien cobró, el que recogió la recompensa.

"Todavía el sábado hicimos unas entrevistas, no nos faltaban porque ya habían declarado, pero con situaciones que salieron de otras declaraciones, les pedimos que nuevamente acudieran con nosotros", señaló Godoy, al salir del gabinete de seguridad.

Norberto Ronquillo, de 22 años, fue plagiado el 4 de junio al salir de clases de la Universidad del Pedregal, donde estudiaba mercadotecnia.

Pese a que su familia pagó el rescate, fue ultimado y abandonado en un paraje de Santa Cruz Acalpixca, en Xochimilco.

Sobre la muerte de Leonardo Avendaño, la funcionaria adelantó que se tiene identificado al presunto homicida, que podría formar parte de su círculo más cercano, ligado a su actividad religiosa.

"Estamos investigando, digamos, la comunidad de la parroquia y tenemos ahí una línea de investigación de gente muy cercana. Sí, todos (los sospechosos) están localizables", apuntó la Procuradora.

Leonardo Avendaño, de 29 años, se había graduado recientemente de la maestría en Psicoterapia Psicoanalítica de la Universidad Intercontinental y desapareció el pasado 11 de junio.

Al día siguiente, fue encontrado sin vida dentro de su vehículo en un baldío de la Alcaldía Tlalpan.