Piedras Negras, Coah.- Después de que se giró una orden de aprehensión en su contra, el homicida de una mujer y agresor de su exesposa y de otra persona más, afronta cargos graves que no ameritan libertad ni tampoco un tipo de beneficio.

Ayer rindió su declaración inicial ante un juez penal, Ángel Uriel por el delito de homicidio calificado con alevosía y brutal ferocidad en agravio de Olivia Ramírez Martínez, a quien asesinó con un picahielo.

Mientras tanto afronta cargos de feminicidio en grado de tentativa en perjuicio de Marisela Rodríguez Ramírez y su expareja Higinia Sandoval, por lo que se da ese tipo de delito.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes por la mañana en la colonia Zaragoza, sobre la calle Libertad.

El presunto asesino acudió a atacar a su expareja Higinia Sandoval y al meterse su suegra fue atacada y el sujeto le ocasionó la muerte.

Las mujeres se encuentran estables, pero aún internadas en un hospital de la localidad atendiéndose de las heridas que le ocasionaron.