Ciudad de México.- Las plataformas digitales de rentas vacacionales representan 6 mil 200 millones de pesos en IVA e ISR que el Gobierno deja de recibir al año por falta de regulación.

En un comunicado, la Asociación Nacional de Cadenas Hoteleras (ANCH) apuntó que dicha cantidad equivale a casi el 100 por ciento del presupuesto anual recaudado mediante el cobro del Derecho de No Residente (DNR), antes destinado al disuelto Consejo de Promoción Turística de México (CPTM).

"Es importante definir nuevas estrategias para recabar recursos que se apliquen a la promoción; una gran alternativa sería que todos pagáramos impuestos de la misma manera, ya sea una gran cadena de hoteles, un hotel boutique o una casa rentada a través de una plataforma digital", resaltó en el documento Braulio Arsuaga, presidente de la ANCH.

Dichos señalamientos son dirigidos por la Asociación al recién instalado Consejo de Diplomacia Turística por parte de las Secretarías de Relaciones Exteriores y Turismo, al cual considera un primer paso en la búsqueda de atraer la llegada de más turistas al País.

Precisó que las nuevas estrategias para contar con recursos para la promoción deben dirigirse hacia las plataformas digitales de rentas vacacionales que no cuentan con registro nacional turístico y que no pagan impuestos, entre ellos IVA e ISR.

Arsuaga llamó a la aplicación de un adecuado uso de los recursos en aquellos medios, cuyos resultados puedan ser medibles con el objetivo de mejorar las estrategias de promoción.

Por último, enfatizó que la promoción debería enfocarse en los países con vuelos directos a destinos nacionales y la mercadotecnia en las ciudades de origen, además de mantener una mayor promoción de destinos con infraestructura turística.