Ciudad de México.- Emilio Lozoya Austin entregó este lunes a una jueza federal un acuerdo que recibió de la Presidencia de la República, para acreditar que Enrique Peña Nieto estuvo plenamente informado de la compra que hizo Pemex a Altos Hornos de México (AHMSA) de la planta de Agronitrogenados, la cual supuestamente fue vendida con sobreprecio por la empresa a la paraestatal.

La juez federal Luz María Ortega admitió desde el pasado viernes un total de 14 pruebas documentales al exdirector de Pemex, dentro del amparo que presentó contra la orden de aprehensión por lavado de dinero, derivado de la adquisición de la planta “chatarra”.

“Se ordena hacer relación de las pruebas ofrecidas y valorarlas en la audiencia constitucional”, acordó Luz María Ortega Tlapa, juzgadora que la semana pasada rechazó admitir la solicitud de interrogar a Peña Nieto y a ocho exfuncionarios de alto rango durante su Administración.

Por su parte, el abogado de Lozoya Austin, Javier Coello Trejo, impugnó la decisión de la juez federal

para llamar al expresidente y a otros funcionarios como Luis Videgaray, exsecretario de Hacienda, y Pedro Joaquín Coldwell, exsecretario de Energía, que integraban el Consejo Administrativo de Pemex, por lo que esperaría la resolución de un tribunal para revertir el veredicto federal.

PRUEBAS A RESGUARDO

De acuerdo con informes del Poder Judicial de la Federación, una de las pruebas admitidas es un acuerdo del 11 de noviembre de 2013, que envió la Presidencia a Lozoya, donde se enlistan temas a tratar como el de la compra de la planta cuestionada.

“Es el acuerdo que la Presidencia de la República le manda a mi cliente de los temas que tiene que tratar y allí viene Agronitrogenados, lo que quiere decir que el Presidente sabía perfectamente lo de Agronitrogenados”, confirmó Javier Coello Trejo, abogado de Lozoya.

La juez también aceptó como prueba de descargo el acta del consejo de administración de Pemex del 17 de diciembre de 2013, donde acuerda tomar conocimiento del proceso de adquisición de la planta.

En su acuerdo de admisión de evidencias, la jueza Octavo de Distrito en Amparo Penal incluyó el documento del Pacto por México, firmado el 2 de diciembre de 2012 por Peña y los líderes de los partidos políticos. Igualmente, dio entrada a un informe sobre una inversión en una planta fertilizante, presentada al consejo en esa fecha.

También admitió el contrato de compraventa del 20 de diciembre de 2013, que pretende probar que fue firmada por Pro Agroindustria, representada por su apoderado legal José Manuel Carrera Panizzo, y no por Lozoya.

BUSCA DEFENSA ACLARAR 'PAGO'

Asimismo, otras pruebas aceptadas fueron dos contratos de prestación de servicios profesionales, suscritos el 1 de marzo y 25 de octubre de 2012, entre Ahmsa y Luximo Wolfsburg, Poststrabe 6 GMBH, empresa de Lozoya.

Ambos documentos buscan acreditar que el dinero que la acerera depositó a Lozoya no es un soborno, sino el pago de servicios prestados como consultor, de los cuales también entregó a la juez los expedientes de los estudios entregados.

La juez también aceptó como prueba de descargo la copia certificada de las facturas expedidas y las instrucciones de pago de Lozoya en favor de Tochos Holding LTD, empresa que la FGR señala de haber acopiado recursos que tuvieron su origen en sobornos de Odebrecht.

EN VENTA

El Gobierno federal reveló que el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) agiliza la subasta de la casa de Lomas de Bezares de Lozoya, valuada en 30 millones de pesos.

El SAE espera que la FGR declare el abandono de esa residencia, aunque reconocieron que el proceso podría llevar hasta 90 días.

Al cuestionarle si en la lista están otras casas de Lozoya, como la ubicada en Ixtapa, aseguró que por el momento sólo está la de Lomas de Bezares, pero se prevé que entren todas las incautadas.