Ciudad de México.- La Fiscalía General de la República (FGR) no sólo acusó del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita al ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, por una residencia comprada por Marielle Helene Eckes, su esposa y que se presume se obtuvo de un soborno del presidente de Altos Hornos de México, Alonso Ancira Elizondo.

De acuerdo con registros judiciales, Lozoya también fue responsabilizado por el Ministerio Público Federal de los delitos de asociación delictuosa y cohecho.

Lo anterior consta en la demanda de garantías que promovió el ex funcionario, misma que fue radicada en el juzgado Décimo Cuarto de Distrito de Amparo en Materia Penal, cuyo titular es Erik Zabalgoitia Novales.

Ahora, el juez de amparo dio un plazo de 48 horas al juez de control del Centro de Justicia Penal Federal con sede en el Reclusorio Preventivo Norte, para que detalle su orden de captura.

El fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, anunció hace dos meses que el caso de Odebrecht sería consignado por delincuencia organizada, pero sólo fue por asociación delictuosa, ilícito que no amerita prisión preventiva oficiosa.

Con información de Milenio