Ciudad de México.- Héctor Santiago, de cuatro años, permanece hospitalizado en Chilpancingo tras sobrevivir a un ataque en el que murió su papá, Víctor Manuel Giles, policía comunitario, así como su mamá y sus dos hermanos.

Ayer por la tarde el líder de los Policías Comunitarios de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) fue asesinado junto a su familia cuando se dirigían a la comunidad de Mohoneras.

Peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) informaron que en el lugar se recuperaron por lo menos 50 casquillos percutidos de calibre 7.62, utilizados en rifles de asalto AK-47.

En el suelo también hallaron algunos cartuchos completos, que llamaron la atención porque tenían la punta pintada de verde, una característica de los proyectiles que se utilizan para tener mayor precisión en el tiro.

La Fiscalía indicó que aunque el pequeño resultó con heridas de bala, fue trasladado a un hospital donde se le declaró fuera de peligro y se encuentra estable.

Agregó que aunque Víctor Manuel Giles era comandante de la UPOEG, en la camioneta no se encontraron armas de fuego, sólo algunas herramientas de labranza.

La Fiscalía de Guerrero informó que la camioneta que manejaba el integrante de la UPOEG y en la que trasladaba a su familia, tenía un reporte de robo desde el 21 de junio del presente año.

Con información de Milenio