Ciudad de México.- La ex secretaria de Desarrollo Territorial y Urbano (Sedatu) y de Desarrollo Social (Sedesol), Rosario Robles, quien se encuentra en prisión por el caso de la estafa maestra, presentó una demanda de amparo para levantar el bloqueo de sus cuentas bancaria que decretó la Unidad de Inteligencia Financiera.

La jueza Décimo Segunda de Distrito en Materia Administrativa, Blanca Lobo Domínguez, ordenó ayer a la defensa de Roble aclarar “cuál es el acto que reclama a cada una de las autoridades responsables”, esto antes de resolver si admitirá la demanda a trámite.

Este amparo fue presentado el pasado 14 de agosto, un día después de que la ex funcionaria federal ingresó al penal de Santa Martha Acatitla, luego de que un juez federal la vinculara a proceso por el delito de ejercicio indebido del servicio público.

Lo anterior, por el presunto desvío de cinco mil 73 millones de pesos durante su gestión al frente de la Sedesol y Sedatu.

Cabe recordar que las cuentas de Rosario Robles fueron congeladas por la Unidad de Inteligencia Financiera a inicios de la semana pasada, y en la lista de personas bloqueadas, también habría sido incluido Emilio Zebadúa, quien fue Oficial Mayor de ambas dependencias en el gobierno federal anterior.

Se desconoce el saldo actualizado de las cuentas de Rosario “N” o las instituciones bancarias que están abiertas.

Es importante mencionar que la Suprema Corte de Justicia ha establecido que los jueces federales pueden suspender los bloqueos de cuentas de la Unidad de Inteligencia Financiera, que es una autoridad administrativa, siempre y cuando no exista una solicitud de colaboración internacional para congelar activos de la personas indagada.