Ciudad de México.- La diputada Gabriela Salido Magos propuso una iniciativa para reformar el Artículo 132 fracción XXVII Bis de la Ley Federal del Trabajo en materia de permiso por paternidad, para que los varones tengan 45 días de licencia con goce de sueldo "a fin de garantizar la generación de un lazo entre el padre y el infante".

En la sesión de este martes en el Congreso capitalino, la legisladora local del PAN expuso que lo que se busca es otorgar a las personas trabajadoras que no tengan derecho a pedir licencia de maternidad un permiso de puerperio y adopción suficiente de por lo menos 45 días con goce de sueldo, y sin riesgo de perder su trabajo.

Ello a fin de promover y garantizar el ejercicio de una paternidad y maternidad activas y responsables, "priorizando en todo momento el interés superior de la infancia y el derecho de todas las personas a vivir en familia".

Salido Magos dijo que en pleno siglo XXI ese estereotipo en el que a las mujeres se les encomendaba exclusivamente el cuidado de la familia y a los hombres la provisión del hogar ya no es viable, pues obedecía a las condiciones primitivas en que el varón debía salir a cazar y ella se quedaba al cuidado de la familia, sin embargo los tiempos modernos implican que ambos tengan que salir a trabajar.

Hace algunos años, explicó, la idea de igualdad entre hombres y mujeres se trató de defender al conceder por ley un permiso por paternidad consistente en cinco días libres con goce de sueldo del ciento por ciento y sin miedo a perder el trabajo al convertirse en padres biológicos o adoptivos.

Sin embargo, advirtió que cinco días no son suficientes para garantizar que se forme un lazo afectivo adecuado entre el padre y su hijo o hija, por lo que la medida continúa siendo discriminatoria para las mujeres al exponerles exclusivamente, en razón de su condición biológica, el deber de cuidar a sus pequeños.

La diputada del Congreso de la Ciudad de México indicó que la ley actual es restrictiva del derecho que tienen los varones a ejercer una paternidad responsable y activa, y es contrario a lo dispuesto por los artículos uno y cuatro de la Constitución federal.

De igual forma se opone a las múltiples obligaciones internacionales que tiene México, como en la "Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujeres" y que reconoce tanto la función del padre como de la madre en el cuidado, educación y formación de los niños.