Madrid.- Los servicios de emergencia buscaban este lunes a un holandés arrastrado por el agua en el sureste de España, afectado en los últimos días por fuertes lluvias e inundaciones que causaron seis muertos, señaló este lunes la Guardia Civil.

La búsqueda comenzó el domingo por la tarde cuando "un testigo avisó que vio un cuerpo tragado por el agua en una acequia en Dolores", un municipio en la provincia de Alicante, explicó una portavoz local de la Guardia Civil.

"Las aguas iban muy rápidas y no sabemos dónde puede estar. Puede ser en varios kilómetros a la redonda", reconoció esta portavoz.

Según la misma fuente, se trata de un ciudadano holandés de 66 años.

Las fuertes precipitaciones caídas desde el jueves en el sureste de España sembraron el caos en varias provincias, con pueblos enteros anegados de agua, rutas de transporte cortadas y muchos vecinos incomunicados.

Las riadas causaron el fallecimiento de seis personas y el desalojo de miles de personas en la zona.

El gobierno español desplazó a la zona a más de 1.300 militares que, hasta el domingo, habían rescatado a 710 personas que se habían quedado aisladas.

Después de cebarse con el sureste de España, especialmente en las regiones de Valencia y Murcia, el temporal se desplazó hacia el centro y el oeste de la península ibérica, dejando también imágenes de riadas e inundaciones en numerosas localidades.

El presidente del gobierno español en funciones, el socialista Pedro Sánchez, visita este lunes dos municipios de las regiones de Andalucía (sur) y Castilla-La Mancha (centro) también afectadas por las precipitaciones.

La tormenta empezó a disiparse este lunes con solo seis provincias en alerta por lluvias intensas, según la agencia meteorológica española.