General Cepeda, Coah.- Una niña de 13 años perdió la vida al instante en un accidente automovilístico, en el ejido 2 de Abril en la carretera estatal 105, así como resultaron cinco personas lesionadas y una más falleció horas después de ingresar al hospital.

Fue cerca de las 15:30 horas cuando ejidatarios hicieron el reporte al Sistema de Emergencias 911, sobre un vehículo que había volcado y estaba incendiándose, así como había algunas personas en el interior, por lo que de inmediato se trasladaron socorristas hasta el lugar.

Al llegar paramédicos del centro médico de General Cepeda, revisaron inmediatamente a una menor de edad que se encontraba tendida en un costado del vehículo, pero desafortunadamente ya no contaba con signos vitales.

La infante fue identificada como Arleth Sugey de 13 años, quien fue cubierta por sus familiares con una cobija y una sombrilla, mientras esperaban el arribo de las autoridades periciales de la Fiscalía General del Estado para poder hacer el levantamiento del cuerpo.

Se dio a conocer que la familia acababa de salir del ejido Guadalupe, donde habían visitado a sus familiares durante el fin de semana y ya emprendían su regreso hacia Monterrey, ya que el día de mañana volvían a sus actividades laborales.

El incidente ocurrió presuntamente debido a que el conductor circulaba a exceso de velocidad y al salir de una curva no logró controlar el vehículo Chevrolet, por lo que volcó en diversas ocasiones y debido a una falla, la unidad tipo vagón comenzó a incendiarse, quedando completamente calcinada.

Para atender la situación, los primeros respondieses fueron elementos de Fuerza

Coahuila, quienes acordonaron la escena, pues los heridos se encontraban en un costado de la vialidad en espera de la llegada de paramédicos.


MÁS TARDE

Horas más tarde una de las lesionadas identificada como Dora Edith Reyna Macarena, de 35 años, falleció en la Clínica 2 del IMSS, tras las fuertes lesiones que presentaba.

Los dos cuerpos fueron trasladados al Servicio Médico Forense para realizarles la necropsia de ley y conocer la causa exacta de la muerte y poder trasladarlos hasta su ciudad de origen para darles el último adiós.