China.- Una persona que caminaba afuera de una escuela secundaria en China se percató de algo extraordinario que estaba ocurriendo con uno de los maestros y varias de sus alumnas, por lo que no dudó en sacar su teléfono y grabar este curioso momento.

Resulta ser que el maestro, con trapo en mano y una cubeta llena de agua sucia, formó a sus alumnas para que con estos elementos se limpiaran el rostro, se despojaran del maquillaje que llevaban puesto y entonces así sí poder ingresar a la escuela.



La persona que captó el momento en video lo subió a redes sociales, lo cual generó una serie de críticas en contra de este profesor, así como a los directivos de esta institución que le permitieron llevar a cabo “semejante humillación” en contra de sus alumnas.

“Una estudiante debe verse como se supone que debe hacerlo”, comentó el profesor que llevó a cabo este acto a diversos medios locales.


Con información de El Diario NY