Saltillo, Coah.- Minutos antes de la 1:00 horas de ayer, agentes de la Policía Municipal que patrullaban por la colonia Ciudad Mirasierra fueron interceptados por algunos vecinos para que atendieran una emergencia en la calle Río Grijalva.

Al arribar al domicilio marcado con el número 119, los uniformados se percataron de que se trataba de una mujer que había entrado en labor de parto, ya que se encontraba en su noveno mes de embarazo.

Sin perder el tiempo los agentes solicitaron la presencia inmediata de los paramédicos de la Cruz Roja, quienes no tardaron en presentarse al lugar para atender la emergencia.

A pesar de la rapidez por parte de los rescatistas de la humanitaria institución, la mujer, quien fue asistida por sus familiares y vecinos del sector, dio a luz a una niña en su habitación.

De manera inmediata la mujer y la recién nacida fueron trasladadas sin complicación alguna y en perfecto estado de salud a las instalaciones del Hospital General para una atención médica especializada.