Bogotá, Col.- Al final de la tarde, todo fue caos. Lo que comenzó siendo una marcha pacífica de estudiantes que protestaban contra un escándalo de corrupción de la Universidad Distrital y denunciaban abusos de autoridad, terminó en un ataque contra el edificio del Icetex, plantel acadénico, en el centro de Bogotá.

Según funcionarios de esta entidad, el terror comenzó cuando un grupo de más de 20 encapuchados lanzaron piedras y ladrillos contra la instalación. Luego, ingresaron a la fuerza al primer piso y trataron de incendiarlo. Adentro, empleados y visitantes trataron de resguardarse y de sofocar las llamas.

“Nos tocó defendernos con camillas, cascos y sillas. No estamos preparados para una situación como esta y nos tocó recurrir a lo que tuviéramos a la mano”, relató una empleada.

Pacífica, masiva y solidaria. Así fue el principio de la manifestación estudiantil de ayer que contó con la participación de más de 5 mil jóvenes de al menos 10 universidades públicas y privadas.


Con información del El Tiempo