Saltillo, Coah.- Desde la entrada en vigor del arancel a los productos lácteos, los importados se han encarecido hasta 30%, mientras que los productos nacionales hasta 15%, lo que le ha pegado a la industria de forma generalizada.

Pablo Caballero, chef ejecutivo de Lyncott, destacó que aunque la industria registra un decremento en su actividad de hasta 9%, la firma de productos premium ha logrado colarse en otros segmentos para aumentar sus ventas 9 por ciento.

La empresa mexicana, fundada en 1940, actualmente vive lo que denominó “un buen momento. Nos ha beneficiado el encarecimiento de productos importados”.