Monclova, Coash.- Cuando hay un dato que indica que hay violencia familiar, esto podría encuadrar dentro de un tipo penal que en caso de tener conocimiento la Pronnif canaliza ante el Ministerio Público, advirtió la subprocuradora de la dependencia en la Región Centro, Lizeth Partida.

Señaló que la persecusión de delitos no es competencia de la Procuraduría de los Niños, Niñas y la Familia sino de la Fiscalía General del Estado, como representación social, sin embargo como autoridad que vela por los derechos de los infantes y adolescentes, tienen que reportar cualquier indicio que pareciera encuadrar en supuesto considerado como delito relacionado con violencia familia, o cualquier otro que vulnere la integridad de los menores.

De acuerdo con el artículo 251 se configura el delito de violencia familiar a quien dentro o fuera del domicilio o del lugar en el que habite, ejerza violencia contra los derechos reproductivos o violencia física, psicológica, patrimonial, económica y sexual, respecto al cónyuge o ex-cónyuge, pareja o ex pareja, parientes o contra cualquiera otra persona que esté sujeta a la custodia, guarda protección, educación o cuidado, independientemente de que la violencia produzca o no lesiones.

Asimismo, señala que para este delito se impondrá de seis meses a seis años de prisión, pérdida de los derechos que tenga respecto de la víctima, incluidos los de carácter sucesorio y, en su caso, como medida de seguridad, a juicio del juez, la prohibición de ir a lugar determinado o de residir en él hasta por un tiempo igual al de la pena de prisión impuesta.

En cualquier caso, explica, al victimario se le sujetará como medida de seguridad, a tratamiento psicológico especializado, que en ningún caso excederá del tiempo de la pena de prisión impuesta, independientemente de las penas que correspondan por cualquier otro delito que resulte.

“La educación o formación de una persona menor de dieciocho años, no será en ningún caso considerada justificación para cualquier forma de maltrato”, puntualizó.