Kano, Nigeria.- Cerca de 150 personas que sufrieron abusos físicos y psicológicos fueron liberadas de un centro correccional islámico en el norte de Nigeria, en una ola de redadas de las autoridades contra esos establecimientos, informó este sábado el gobierno local.

La policía allanó una "escuela" de Kaduna, donde encontraron a 147 personas encadenadas, entre ellas 22 mujeres y cuatro menores.

"Hemos rescatado a 147 prisioneros de esta escuela", declaró a la AFP Hafsat Baba, ministro local de asuntos sociales.

"Todos estaban encadenados y dijeron ser frecuentemente golpeados", agregó, y señaló que algunas mujeres denunciaron también haber sido "abusadas sexualmente".

Entre los rescatados se incluyeron 22 mujeres y cuatro extranjeros. El director de la escuela fue detenido y actualmente es interrogado por la policía de Kaduna.

Se trata de la cuarta redada de este tipo realizada por las autoridades en el norte de Nigeria en menos de un mes.

Las víctimas rescatadas fueron luego evacuadas al campamento Hajj en el área de Mando de la capital del estado para obtener más perfiles y atención médica.

Según el gobierno, las víctimas se reunirían con sus familias al finalizar el ejercicio.

Más de mil personas, muchas de ellas menores, han sido rescatados de esos centros, donde son enviados por su familias que los acusan de beber alcohol, consumir drogas o de cometer delitos menores.

"Algunos detenidos tienen también problemas psiquiátricos", subrayó Baba.

Las autoridades del Estado de Kaduna se comprometieron a hacer cerrar esos establecimientos "inaceptables", tras el hallazgo de más de 300 niños y jóvenes encerrados y encadenados en un centro correccional de la ciudad.