Saltillo, Coah.- El pequeño de 2 años que fue abandonado en el Hospital del Niño, finalmente perdió el ojo izquierdo tras la úlcera que se formó ante la omisión de cuidados, mientras que sus padres continúan sin aparecer.

Pese al esfuerzo de los médicos del nosocomio infantil, el pequeño perdió el ojo pues al acudir por primera vez al hospital, dicha úlcera ya estaba avanzada, casi con posibilidades nulas de salvarse.

“Este es un resultado más de una evidente violencia en contra de la infancia que atenderemos desde varias aristas, una de ellas, la crianza positiva, pues una fracción importante hacia la vulneración de los niños es la omisión de cuidados, incluso la falta de atención médica y seguridad”, aseguró María Teresa Araiza Llaguno, titular del Sistema de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes (Sipinna) en Coahuila.

El pequeño, fue puesto a disposición de las autoridades hace casi 15 días, tras reportar el abandono en el hospital donde permaneció internado al cuidado del personal médico sin que los padres dejaran rastro de su ausencia.