Saltillo, Coah.- Acusan al exrector de la Narro, Jorge Galo Medina, y al expresidente de la Asociación de Egresados, Baltazar Reyes Cardona, de comprar una casa en la colonia República con dinero de un fideicomiso de la ANEUAAAN, para luego revenderla sin reingresar los fondos.

Así lo señalan documentos que entregó a Zócalo el actual presidente de la Asociación Nacional de Egresados de la UAAAN, Héctor Carlos Salazar, luego de que los agremiados cuestionaran qué sucedió con el inmueble que se compró en la década de los 90.

Las copias de los documentos de sesiones de la ANEUAAAN llevadas a cabo en 1995, cuando era presidente de este organismo Jorge Galo Medina, refieren la compra de un inmueble ubicado en la calle Cuatro Ciénegas 2533, de la colonia República Norte, para ubicar la sede de la Asociación.

Esa casa costó 180 mil pesos, que le fueron entregados a Galo Medina del Fideicomiso No. 5540-6 Banca Serfin, que se formó de aportaciones de los miembros desde 1990. Además, de esos fondos, se le otorgaron 30 mil pesos para instalación y operación de la oficina como sede.

Sin embargo, dicha casa nunca funcionó como oficinas y ahora que la actual presidencia de la ANEUAAAN buscó los archivos para saber qué pasó con el inmueble, encontró que no hay antecedentes de la venta o traspaso del mismo, que ahora está en poder de particulares.



Desaparece exrector de la Narro inmueble

La casa que presuntamente fue adquirida en los 90 a través de un fideicomiso de la ANEUAAAN (Asociación Nacional de Egresados de la UAAAN) por parte del que fuera rector de aquella universidad, Jorge Galo, está habitada por una familia de apellido Cabana, ajena a la Narro.

Se presume que adquirió dicho inmueble con el mismo contratista (Alejandro J. Ramos de Valle) que vendió el inmueble a la ANEUAAAN.



“Esta situación de despojo del inmueble que fue la sede de la ANEUAAAN, se consumó durante el periodo de la presidencia de Baltazar Reyes Cardona al frente de esta y cuando el rector de la UAAAN era Jorge Galo Medina Torres”, indicó Carlos Salazar, actual presidente de la ANEUAAAN.

Ante esta situación, señala que el gremio y todos los egresados piden una explicación, exigen a Galo Medina y a Reyes Cardona, que rindan cuentas sobre este inmueble, que se adjudicaron como propiedad personal.