Saltillo, Coah.- El PAN pide que Andrés Manuel López Obrador suspenda “las mañaneras”, durante los procesos electorales de Coahuila, para evitar que influya en el desarrollo de las campañas y en el resultado electoral para renovar el Congreso del Estado.

Gerardo Abraham Aguado Gómez, diputado, aseguró que los dichos, ataques y descalificaciones del Presidente inciden de manera directa en las preferencias políticas de la población, lo que genera inequidad electoral.

“El Presidente usa el espacio para generar la polarización política y social del país, atacando a sus opositores, descalificando a todo el que no piense como él, o no le crea. Ataca a organizaciones civiles y movimientos sociales legítimos, lo que vulnera de manera evidente el Artículo 42 Constitucional, e incluso ameritaría sanciones de parte del INE”.

“Las mañaneras”, son un programa que utiliza tiempos oficiales y el espectro radio-eléctrico nacional, es decir, es un programa que pretende ser institucional e informativo. Según AMLO, es un “ejercicio de transparencia y rendición de cuentas”.

En los hechos, sostuvo, no es ninguna de esas cosas ni cumple ninguno de los objetivos señalados en la Constitución y en la Ley General de Procedimientos Electorales, que señala que, en campaña, la propaganda gubernamental, solo podrá informar sobre servicios de salud, educación y protección civil.

“No es un ejercicio de transparencia ni de rendición de cuentas, toda vez que el Presidente se dedica a descalificar cifras y datos oficiales, con su ya mundialmente famosa frase: ‘Yo tengo otros datos’. Datos y fuentes que jamás ha citado ni demostrado alguna vez; por ende, un ejercicio de opacidad y mentiras sí es”.

“Es también un ataque formal a las instituciones del país, como el INEGI y el IMSS, ataque que no le está permitido a un gobernante y menos al Presidente”.

Tampoco es un ejercicio de transparencia porque en combate a la corrupción, “las mañaneras” se utilizan para descalificar actos de corrupción atribuidos a personas como Manuel Bartlett, el ex Presidente Enrique Peña Nieto, y otros funcionarios.

AMLO pasa por encima de lo que diga la FGR y la Secretaría de la Función Pública, para afirmar con atribuciones que no le corresponden, que son inocentes y no hay nada en contra de ellos.

No es un ejercicio de rendición de cuentas porque jamás en ese programa se transparenta o muestran los documentos que a diario requieren los medios de comunicación sobre diversos temas nacionales, expresó.