Ramos Arizpe, Coah.- A pesar de las bajas temperaturas que azotan a la Región Sureste, hombres, mujeres y niños acudieron desde muy temprano a la iglesia San Nicolás de Tolentino para participar en el miércoles de ceniza, con el que da inicio la Cuaresma.

Feligreses provenientes de sectores como Analco, Escorial, Cañadas del Mirador y Guanajuato de Abajo acudieron al templo para que les fuera colocada una cruz de ceniza en sus frentes.

A las 8:00 horas comenzó la misa de imposición de la ceniza, actividad que se contemplaba prolongar hasta después de las 22:00 horas, según informaron algunos curas y religiosas.

El párroco de San Nicolás de Tolentino, Roberto Velázquez Tetatzin,
dijo que muchos de los católicos ramosarizpenses acudirían al templo por la tarde luego de salir de trabajar.

“Cada año siempre es así, la familia católica se da su tiempo para acudir a misa y les sea colocada su cruz de ceniza en la frente”, dijo el religioso.