Monterrey, Nuevo León.- San Pedro ordenó la suspensión de todas las obras públicas y privadas del Municipio, con excepción de las que sean necesarias para atender la contingencia por el Covid-19.

En un comunicado, la Administración informó que esta medida aplica para la construcción de obras nuevas, remodelaciones, ampliaciones, demoliciones, excavaciones, cimentación y acabados en construcción.

"El Gobierno municipal hace un exhorto a las empresas involucradas en las obras públicas y privadas a mantener en la medida de los posible los salarios de sus empleados", dice el escrito, "así como la vigencia de su afiliación a la seguridad social, buscando proteger la salud y el bienestar de sus familias".

El municipio también suspendió la vigencia de las autorizaciones con las que se ejecutaban los trabajos.

"Para el caso de las obras públicas que se tienen contratadas por el municipio", señala, "se suspenden los efectos de los contratos respectivos, a efecto de caer en incumplimientos de las partes".