Saltillo, Coah.- Luego de que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, pronunciara la desaparición de ciertos fideicomisos, creció de gran forma la posibilidad de erradicar el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar), el cual reparte 298 millones de pesos a más de 700 beneficiados entre atletas y entrenadores.

En Coahuila, existen dos beneficiados de este fideicomiso, el tirador Edson Ramírez Ramos y su entrenador Blas Ruiz Martínez, quienes se verían seriamente afectados ya que esos ingresos son vitales para su preparación de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, reprogramados para el próximo año.

“Es el único apoyo que existe hasta el día de hoy para que atletas candidatos a medallas olímpicas tengan un fogueo en el extranjero, el hecho de que lo eliminen nos va a privar de figurar en los próximos Juegos que si nada cambia serán el año que entra”, indicó Blas Ruiz Martínez.

Edson Ramírez es beneficiario de este programa desde que ganara la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, que le valió la cuota olímpica. Otro coahuilense que recibe este apoyo por parte de la Conade es el fondista lagunero Juan Joel Pacheco, medallista de bronce en la pasada justa continental y quien también estaba contemplado para la máxima justa en Tokio.

Muestra apoyo


Ante esto, Alina Garza Herrera, titular del Inedec, recién participó en el foro virtual con el diputado Erick “Terrible” Morales, del partido Morena, donde se analizó el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento, en aras de sumar esfuerzos en favor de los atletas que representan a México en competencias internacionales.

“La desaparición del Fodepar nos afecta porque ese apoyo sirve en gran medida para el fogueo nuestros atletas, es importante mantenerlo y en este foro que participamos se vieron cosas bastante interesantes”, declaró.

El Inedec recién envió las solicitudes de los paratletas Lucía Fernanda Muro Padilla y Gabriel Niño Arellano, además de la escopetera Gabriela Rodríguez Garza, para ser beneficiados del Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento, el cual vive una época complicada en aras de su desaparición.