Saltillo, Coah.- Luego de más de tres meses en paro por la contingencia sanitaria, mientras se normalizan las operaciones en las grandes empresas, pequeñas y medianas, proveedoras de la industria automotriz, conocidas como Tier 3 y 4, carecen de flujos de efectivo que les permitan cumplir con los pedidos que apenas comienzan a recibir.

“Si hay órdenes de trabajo, se requiere financiamiento para arrancar los procesos y se necesita que los pagos se hagan en los plazos establecidos, pero la verdad es que las empresas están pagando en plazos de 60 o hasta más días”, afirmó José Antonio Lazcano Ponce, presidente de la Canacintra Coahuila Sureste.


Agregó que esperan que lleguen los recursos para las grandes empresas porque en los procesos de reinicio están batallando, sobre todo las empresas Tier 3 y 4.

Las proveedoras Tier 3 y 4 son las que se encuentran al final de la cadena de suministro de la industria automotriz, son sobre todo empresas micro, pequeñas y algunas medianas, que no tienen la capacidad económica para mantener una industria sin estar operando, lo que generó importantes gastos e inversiones, recursos que ahora se necesitan en este momento de reactivación.

“Se está batallando con el flujo de efectivo, se están reactivando de forma paulatina, pero lógicamente faltan recursos que muevan esta dinámica. La idea es que vayamos avanzando y que no tengamos problemas en el protocolo sanitario que nos lleven a detener el proceso productivo”, señaló Lazcano Ponce.