Ciudad de México.- María del Socorro Castillo Sánchez, quien actualmente se desempeña como titular del Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales con residencia en Toluca, Estado de México, tiene en sus manos asuntos relacionados con personas vinculadas con diversos cárteles del narcotráfico.

El mes pasado, la juzgadora absolvió a Celina Oseguera, ex coordinadora de los penales federales, quien fue acusada por la entonces Procuraduría General de la República de los cargos de evasión de presos por la fuga del líder del capo Joaquín El Chapo Guzmán del penal de máxima seguridad de El Altiplano, el 11 de julio de 2015.

Hoy, su juzgado se encuentra bajo una investigación de la Fiscalía General de la República y del Consejo de la Judicatura Federal porque se presume que uno de los servidores públicos presuntamente recibió sobornos para liberar a José Ángel Casarrubias Salgado, El Mochomo, líder de Guerreros Unidos.

Hasta el momento, el juzgado no ha transparentado la resolución para conocer los argumentos que derivaron en la liberación.

Pese a que El Mochomo ha sido involucrado en la muerte de los 43 normalistas de Ayotzinapa en 2014, funcionarios federales dijeron que el caso está viciado de origen y más de la mitad de los involucrados en el asunto han sido liberados por violaciones al debido proceso, incluidos aquellos que lo señalaron.

En 2016, María del Socorro Castillo tomó protesta como juez federal. Ese año el Consejo de la Judicatura Federal la nombró como uno de los tres nuevos jueces del Centro de Justicia Penal Federal, en Coatzacoalcos, Veracruz.

También fue titular del juzgado Décimo Primero de Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad de México; y hoy jueza Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México.

Los casos que ha tenido la jueza

dfdf

De acuerdo con registros judiciales, algunas de las causas penales que están en manos del juzgado tienen que ver con Mario Casarrubias Salgado, El Sapo Guapo (hermano de El Mochomo) quien en 2017 fue sentenciado por otro juez federal por los delitos de portación de arma de fuego, contra la salud y posesión de cartuchos.

Asimismo, figura Omar Treviño Morales El Z-42, líder del cártel de Los Zetas y considerado junto con su hermano Miguel Ángel, El Z-40, los más sanguinarios del país.

También aparece en causas penales Jesús Vázquez Macías, El Toro, señalado por la PGR como el principal operador de Los Caballeros Templarios en los municipios de Tepalcatepec, Aguililla y Coalcomán, en Michoacán.

El caso de Gustavo Manuel Rivera Hernández, El Tavo Matón, quien operaba para Los Zetas.

En el juzgado también está una causa de Fernando Sánchez Arellano, El Ingeniero, identificado como el líder del cártel de Tijuana.

Y la causa penal de Abel Silva Petricciolet, de la banda de Los Petricciolet, grupo al que se le relacionó con el secuestro de Fernando Martí, hijo del empresario Alejandro Martí.

Información de Milenio.