Saltillo, Coah.- Las tendencias de la industria automotriz aceleran hacia una mayor eficiencia y seguridad en las unidades, pero también buscan generar un menor impacto en el medio ambiente, por lo que se echa mano de fibras naturales como el caso de la fibra de agave.

Ernesto Hernández, coordinador del Laboratorio Nacional en Innovación y Desarrollo de Materiales Ligeros para la Industria Automotriz, que forma parte del Centro del Investigación en Química Aplicada (CIQA), con sede en Saltillo, informó de los avances que se tienen al respecto.

Desde Saltillo, los investigadores trabajan en el desarrollo del material a base de fibra de agave. México, es un gran productor de tequila y el principal subproducto que genera dicha industria es la fibra de agave.

“Ya tenemos varios prototipos donde hemos demostrado que funcionan muy bien estos plásticos que contienen la fibra de agave, y en estos momentos estamos trabajando en el desarrollo de prototipos para mostrarlos a los clientes, a fin de que analicen si se pueden incorporar en la fabricación de autopartes”, explicó Hernández.

Recalcó que ya contaban con la certeza de la funcionabilidad del material, sin embargo, han encontrado que “mejoran en mayor medida las propiedades del plástico”.

Las investigaciones se realizan en coordinación con una productora de tequila, que además de contribuir con el medio ambiente, busca aprovechar al 100% sus cultivos.