Ciudad de México.- Los precios en México han comenzado a repuntar mientras la economía sigue padeciendo los efectos de la crisis causada por el coronavirus (Covid-19).

La inflación se habría acelerado de nueva cuenta en julio, presionada principalmente por incrementos en los precios de la gasolina y algunos productos alimenticios, según un sondeo realizado por Reuters.

La mediana de las proyecciones de 12 especialistas arrojó una tasa anual del 3.62% para el índice general de precios, un nivel no visto desde febrero.
Solo en el mes, la inflación habría sido de 0.65%, de acuerdo con la encuesta, mientras que para el indicador subyacente la mediana de las proyecciones arrojó un incremento de 0.40 por ciento.

Para la inflación subyacente a tasa anual, las estimaciones indican que se ubicaría en 3.85 por ciento.

La inflación en México cerraría el año en 3.61% y en 3.34% en 2021, según la más reciente encuesta de Banco de México (Banxico) a economistas privados.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) divulgará este viernes el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) de julio.

En el segundo trimestre del año el Producto Interno Bruto (PIB) registró un retroceso real de -18.9%, comparado con el mismo periodo de 2019, según cifras difundidas por el jueves pasado.

La semana pasada Gerardo Esquivel, subgobernador de Banco de México, estimó que el PIB podría tener una contracción de entre 8.5% y 10.5%, en medio de la pandemia del coronavirus, que ha provocado la pérdida de más de u millón de empleos formales.