Ciudad de México.- La decisión de Disney de estrenar la nueva versión de Mulán a través de su plataforma de streaming a cambio de una tarifa extra, ha caído como un jarro de agua fría entre sus muchos de seguidores, recalcando el precio “abusivo” de alquiler de la cinta.

Los seguidores entienden que, al igual que hacen otras plataformas, pongan la película de alquiler para toda aquella persona que quiera verla; ahora bien, en lo que no están de acuerdo es el precio “desorbitado” que ha propuesto Disney: 29.99 dólares (unos 672 pesos) más la suscripción de la plataforma.

Algunos usuarios comprenden el por qué Disney ha decidido poner ese precio a la cinta. Y es que, el público al que se dirige la película no es el de los cinéfilos solitarios, sino las familias que van al cine, a lo que se le suma el precio de la dulcería.

A las quejas por el precio, se le suma la de la ausencia en la película de algunos de sus personajes originales -como Mushu (el espíritu familiar de Mulán convertido en un dragón) y la eliminación de algunas de sus canciones originales. Ambos aspectos contribuyeron a dar popularidad a la versión animada de 1998.



Con respecto a esta situación, son muchos los usuarios que han recalcado en varios tuits que esta nueva versión “no es una película familiar, al igual que la ola de remakes que Disney ha lanzado en los últimos años”.

Los seguidores se basan en las afirmaciones que dio la compañía en su momento, explicando que esta cinta será “más adulta”, por lo que es de esperar coreografías de combate y cierta violencia, por muy suavizada que esté.

Mulán, una de las superproducciones más esperadas en Hollywood, iba a proyectarse en cines de todo el mundo el 27 de marzo, pero su estreno fue pospuesto en pleno pico de la pandemia y desde entonces ha encadenado aplazamientos de mes en mes, hasta que se ha visto imposible llevar la cinta a las salas.

De ahí la decisión de estrenarla en la plataforma el próximo 4 de septiembre con un precio adicional, y en algunos de los cines que estén abiertos.