Piedras Negras, Coah.- El cierre del gimnasio Invictus solo recrudeció la crisis que atraviesa el boxeo local al carecer de centros de entrenamiento, todos cerrados debido a las medidas protocolarias en torno a la pandemia en curso.

El 29 de julio pasado, la administración del conocido gimnasio privado anunció su clausura debido a la falta de ingresos.

Peleadores y entrenadores como Fernando González Treviño, Brandon Reyes, Jonathan Padilla y Raúl Garza, Jr., fueron algunos de los usuarios activos de dicho complejo, quienes se vieron obligados a buscar alternativas tras el cese de actividades en el recinto.

El boxeador Brandon Reyes, quien pasó los últimos meses en Piedras Negras después del cierre temporal del gimnasio Romanza en la Ciudad de México, tuvo que salir hacia Nueva Rosita para poder continuar con sus entrenamientos antes de regresar a la capital del país.

De momento no hay reporte de algún gimnasio de boxeo privado o público que tenga las puertas abiertas en Piedras Negras, por lo que entrenadores locales han optado por la modalidad de entrenamientos a distancia.