Sabinas, Coah.- Más que bendecido don Régulo Zapata Jaime arribó a un año más.

El valioso regalo de la vida lo compartió con su esposa, sus hijos y nietos, a los que les debe muchas de sus mejores sonrisas, y que en su día lo apapacharon más que de costumbre.

Las cientos de felicitaciones virtuales por parte de familiares y amigos hicieron de la ocasión un momento muy especial, pues nada impide manifestar el cariño y el deseo a un hombre que contagia su alegría y que se ha dedicado a cumplir más sueños que años.

Para cerrar con broche de oro, el cumpleañero elevó una plegaria de agradecimiento a Dios por una vida buena, bonita y muy generosa.

Que Dios lo bendiga.