Arteaga.- Un punto de acuerdo aprobado por nepotismo promovido por la bancada del PAN en septiembre de 2019, obligó al Fiscal Anticorrupción, Jesús Flores Mier, a abrir una carpeta de investigación y dictar una resolución jurídica en mayo del presente año, y ordenarle al alcalde Everardo Durán Flores despedir a tres familiares directos que laboraban en la Administración municipal.

Irving Cárdenas Durán, quien se desempañaba como director de Servicios Primarios fue separado de su cargo hace tres meses, lo mismo ocurrió con Iván Vázquez Durán, quien laboraba como asistente de la secretaria Administrativa, Jessica Valdés.

Igualmente, Vanessa García Vargas, hermana de Brenda la esposa del alcalde Everardo Durán, salió de la Dirección General del DIF local, cargo que ocupaba desde el inicio de la actual Administración de su cuñado.

Se buscó al alcalde Everardo Durán Flores, en la Presidencia Municipal y vía telefónica; al igual que al secretario del Ayuntamiento, Filiberto Urbina García para que hablaran sobre este tema y ninguno de ellos fue localizado.

La resolución jurídica emitida por la Fiscalía Anticorrupción sigue abierta porque Gerardo Urbina García, hermano del secretario del Ayuntamiento, permanece laborando como encargado de la Dirección de Desarrollo Social, desde la renuncia de Ramiro Durán García, en abril de 2019. El abogado es hijo del exalcalde Jesús Durán Flores.

También sigue en la nómina municipal Noelia Duarte, quien labora como asistente del secretario del Ayuntamiento, Filiberto Urbina. La empleada citada es hermana de la actual regidora priista, Beatriz Duarte.

En el punto de acuerdo aprobado en el Congreso local, los integrantes del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, exigieron una investigación por la posible existencia de faltas administrativas, actos de corrupción, nepotismo, contratación indebida y lo que resulte. Estas prácticas violan lo establecido en la Ley General de Responsabilidades Administrativas.