Ramos Arizpe, Coah.- Vecinos de la colonia Escorial piden al alcalde José María Morales suspender temporalmente las operaciones del mercado ambulante nocturno que se instala cada viernes, ya que se reúnen cientos de personas que no portan cubrebocas, ni guardan su sana distancia y temen contagiarse del coronavirus.

Eduardo Frías Puente, Patricia Reyna y José Antonio Arenas afirmaron que desde que los mercados se reactivaron este es punto de reunión de una gran cantidad de personas, muchas de ellas procedentes de Saltillo.

Incluso, la Dirección de Servicios Concesionados del Municipio tiene registrado que 180 locatarios se colocan a lo largo de la calle Loma Hermosa, aseguran que más de la mitad de los comerciantes viven en la capital de Coahuila, se instalan de 15:00 a las 23:00 horas.

Una imágenes que fueron compartidas en redes sociales ponen en evidencia que se congregan sin ningún cuidado cerca de la plaza pública Eufrasio Sandoval Rodríguez.

Los habitantes preocupados coinciden que la presencia de los inspectores de Salud del Ayuntamiento resulta insuficiente y sus indicaciones son ignoradas, no solo por los asistentes sino también por los comerciantes.

José Antonio Arenas cuestiona la actitud prepotente del líder Aarón Gómez Perales porque respalda a los comerciantes que estacionan sus vehículos en cocheras y en lugares prohibidos. Asimismo, pidió presencia de la Policía Municipal.

“Si las autoridades encargadas de vigilar la operación de este tianguis tiene dudas solo tiene que venir después de las 18:00 horas, para que constaten la aglomeración de personas”, manifestó una madre de familia.