Acuña, Coah.- Los reportes en Seguridad Pública en contra de familias que constantemente tienen la música a alto volumen, continúan, sin que se pueda hacer algo al respecto.

Personas que se sienten afectadas por tener que soportar a sus vecinos que durante la noche y madrugada tienen sus bocinas a todo volumen, han estado reportando esta situación a Seguridad Pública.

Oficiales en unidades de esta corporación acuden a los domicilios que son reportados, hablan con los rijosos, quienes prometen apagar las bocinas.

Pero apenas se marchan las patrullas y vuelven a enceder sus sonidos, en ocasiones hasta más fuerte.

Los reportes más frecuentes son de los fraccionamientos Altos de Santa Teresa, Fundadores, Acoros y Cedros, pero lo peor de esta situación es que existen reuniones con más de 10 personas a la vez, sin importarles la pandemia que aún existe por el Covid-19.