Candela, Coahuila | Carolina Salomón-. Prófugo de la justicia se encuentra José Antonio Mata Romero, exelemento de Seguridad Pública, luego de haber propinado una brutal golpiza a René Robles, quien se encuentra hospitalizado en una clínica de Monclova.

Lo anterior enfureció a los habitantes de Candela, quienes decidieron tomar las instalaciones de la Policía Municipal, bloquear los accesos principales del municipio y hasta rodear el domicilio del agresor para exigir justicia.

El expolicía se encontraba bajo los efectos del alcohol y otras sustancias cuando arremetió a golpes contra el joven, a quien le dejó varias heridas.

José Antonio Mata Romero causó baja de la corporación el pasado 3 de septiembre debido a las graves lesiones que le dejó a Carlos Limón Garza, otro ciudadano víctima de abuso durante su arresto.

Durante tres años, Mata Romero se desempeñó como oficial en la Policía Preventiva.

Enfrenta proceso

El alcalde Amador Garza González confirmó que el caso ya fue turnado al Ministerio Público, además de que desde el pasado 3 de septiembre Mata Romero enfrenta un procedimiento jurídico por abuso de autoridad.

“Sabemos que anoche salió para Monclova y lo vieron regresar hoy (ayer) a Candela; el mismo director de la Policía habló con él y dijo que se entregaría afuera de la base militar, pero no estaba ahí”, agregó.