Estados Unidos.- Ocurrió en Greenfield, Massachusetts, donde un hombre fue sorprendido por un oso que entró a su casa para sorprender al sujeto que intentaba relajarse a la orilla de su piscina.

En el video, se ve que el animalito se pasea tranquilamente a unos metros de distancia del hombre que se encontraba acostado en un camastro y con los ojos cerrados, luego el oso se acerca a él y con una de sus garras, el animal le toca un pie, despertando al residente de la vivienda y saliendo corriendo al mismo tiempo, dejando al hombre sorprendido por lo que encontró al abrir los ojos.