Saltillo, Coah.- Para poder hurtar una camioneta de carga, en Saltillo, una banda de ladrones se dio el lujo de ponerle pila y pasarle corriente al vehículo sin batería, a pesar de que se encontraba a unos metros de la Procuraduría General de Justicia de Coahuila.

Dueños de una ferretería regiomontana, ubicada en la Colonia Ampliación San Ramón, en Saltillo, denunciaron que el robo del vehículo ocurrió la madrugada de ayer.

De acuerdo con las registros de las cámaras de seguridad, el robo demoró cerca de dos horas, en el que participaron dos hombres y una mujer.

Uno de los propietarios del negocio relató que durante el robo se observaron más de 10 unidades policiacas pasar por la zona.

"Llega un hombre y una mujer, pero no se pueden llevar (la camioneta) porque nosotros le habíamos quitado la batería", dijo uno de los afectados.

"Pero lo irónico es que pasa poco más de hora y media y llega otro carro, baja un hombre con una batería y se la roban. En ese tiempo pasan como 15 patrullas y te estoy hablado que estamos muy cerca de la Procuraduría General de Justicia", añadió.


Un mes atrás, agregó uno de los dueños, intentaron robarse la camioneta, pero como no prendía los ladrones decidieron empujarla.

Sin embargo, aparentemente por cansancio, los ladrones luego de empujarla algunos metros desistieron.

"Tenemos cuatro negocios en Monterrey y nunca nos había pasado algo similar... es una burla impresionante lo que nos pasó allá", agregó.


Tras el robo se levantó una nueva denuncia ante las autoridades correspondientes de Coahuila.