Ciudad de México.- El día de la gran boda real de Meghan Markle y el príncipe Harry , varias celebridades Hollywood desfilaron rumbo a la capilla de St. George en el castillo de Windsor, incluidos George y Amal Clooney. Ahora, dos años después del enlace matrimonial se reveló que prácticamente la pareja se 'coló' a la celebración, ya que antes de aquel 19 de mayo de 2018, no habían coincidido con la royal couple en ningún otro lugar.

“Hay una historia que está circulando por ahí y es que mientras Carolyn, la ex compañera de piso de la princesa Diana esperaba a que empezara la misa, volteó hacia la pareja que estaba a su lado y le preguntó que de dónde conocían a Meghan y Harry, y ellos respondieron: ‘No los conocemos’, la respuesta fue inesperada”, dijo Rachel Johnson, hermana del primer ministro británico Boris Johnson, en entrevista para AirMail.

Durante la ceremonia religiosa, el actor y la afamada abogada tuvieron lugares de honor, junto a Lady Carolyn Warren, madrina del príncipe Harry, y al vizconde Linley, hijo de la princesa Margarita . Junto a ellos, también estaba Oprah, Serena Williams y su esposo Alexis Ohanian, mientras que David y Victoria, así como James Corden y su esposa tuvieron lugares más alejados.

A pesar de la nula relación entre los Clooney y la familia real, también estuvieron en la exclusiva lista de 200 invitados a la recepción que se realizó en la residencia de Frogmore House. Según algunas crónicas del evento relatan que George fue el alma de la fiesta, incluso, bailó con Meghan y con su cuñada, Kate Middleton.

Pero, ¿cómo consiguieron una invitación? Aunque no hay certeza de cómo llegaron a la celebración, Rachel dejó entrever que George y Amal pudieron ser invitados de David y Victoria Beckham, o incluso de Oprah Winfrey o James Corden, quienes, por cierto, tampoco eran grandes amigos de la pareja antes de la boda real. Así que, todavía queda la gran duda de quién pudo orquestar esas invitaciones.