Ciudad de México.- El tema del arraigo fue el centro del debate en sesión del pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la cual los ministros ofrecieron sus argumentos sobre la constitucionalidad o no de dicha figura jurídica.

Durante su ponencia, el ministro Eduardo Medina Mora, quien fuera procurador General de la República durante la presidencia de Felipe Calderón, defendió el ejercicio del arraigo al considerar que si éste cumple con los requisitos establecidos por la Constitución, no violenta los derechos humanos.

"El arraigo sólo tiene como efecto una restricción legítima bajo autorización judicial de la libertad de una persona. Si se cumplen debidamente todos los requisitos constitucionales y legales para el otorgamiento del arraigo, no puede estimarse la existencia de una vulneración a la esfera jurídica de una persona, ya que la norma constitucional ha sido respetada cabalmente", argumentó.


En contraparte, el ministro José Ramón Cossío Díaz y un grupo de ministros criticaron que el arraigo sea un instrumento que, fuera de proceso, limita la libertad de una persona para investigar un caso y afecte además el derecho a la presunción de inocencia de las personas entre otras garantías individuales.

rd