×
hace 1 mes
[Saltillo]

A 10 años de la tragedia; fuerzas de seguridad masacraron a una familia en Saltillo

Atacaron fuerzas de seguridad a la familia Siller Galindo por confusión, esto durante la "guerra contra el narco"

Imprimir
A 10 años de la tragedia; fuerzas de seguridad masacraron a una familia en Saltillo
Fotos: Zócalo | Archivo
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- La tragedia llegó de golpe aquella madrugada del 24 de octubre y rompió para siempre la paz y la tranquilidad de la familia Siller Galindo. Eran las horas aciagas de la violencia desatada en las calles, cuando la delincuencia desafiaba abiertamente a las fuerzas de seguridad, desatando balaceras en cualquier momento, en cualquier lugar.

Muchas fueron las víctimas inocentes de las balas, en ocasiones de los delincuentes, en ocasiones de las propias fuerzas de seguridad.

Aquel día, María Angélica Galindo Sánchez, de 47 años, había salido a recoger a sus hijos Karen Alejandra Siller Galindo, de 18 años, y Ricardo “Ricky” Siller Galindo, de 14 años, y regresaban de una fiesta.

El sábado, las fuerzas de seguridad estatales y federales habían tenido una jornada estresante: se habían suscitado varios enfrentamientos en diversos puntos de la ciudad, incluida una balacera en la que había participado una camioneta Chevrolet Avalanche, como la que tenía María Angélica, hija del exalcalde de Saltillo, Eleazar Galindo Vara.

Militares y policías del estado habían montado un operativo impresionante que se topó con la camioneta de la familia, en el bulevar Antonio Cárdenas.

La mujer alcanzó a gritarle a sus hijos y a otra joven que viajaba con ellos que se tiraran al piso, pero las fuerzas de seguridad ya estaban abriendo fuego.



Ignorancia del autor

Las balas atravesaron las piernas de Angélica. Mientras Ricky trataba de ayudarla, recibió varios impactos en el cuerpo, al igual que su hermana Karen. Las investigaciones posteriores señalaron que al joven pudieron haberle disparado directamente en el rostro.

El domingo la noticia sacudió a la sociedad saltillense, por tratarse de una familia conocida, y por el hecho de que una madre y dos de sus hijos habían perdido la vida por una terrible confusión de las fuerzas de seguridad.

Fueron detenidos e investigados 66 miembros de las fuerzas de seguridad estatal y federal.

Según el recuento de la investigación posterior, en el lugar fueron percutidos 219 casquillos, 199 disparados por las fuerzas de seguridad y 20 de calibre 7.62, utilizado por los llamados cuernos de chivo, que habrían sido disparados por un grupo de delincuentes a bordo de un Nissan Sentra.

Según la investigación de la Fiscalía General, en aquel entonces a cargo de Jesús Torres Charles, se estudiaron más de 300 armas de fuego. La camioneta de Angélica recibió 89 impactos directos de los 219 que se dispararon en ese lugar, además de las esquirlas provocadas por los proyectiles.

El informe señala que la bala que mató a Angélica fue la que le atravesó el riñón y otros órganos vitales. Fue disparada por un elemento de la Policía del Estado.

Una de las balas que mataron a Karen, fue disparada por un elemento de la Policía Federal, así como en el cuerpo de Ricky.

A la fecha, ninguno de los elementos federales ni estatales se encuentran en prisión. La Fiscalía determinó en aquel entonces que había “participación con ignorancia del autor”, lo que desestimaba la prisión, pues alcanzaban libertad condicional.



Para Catalina Siller, la hija mayor de Angélica, este episodio fue terrible.
Tenía pocos días de haber dado a luz a su primera hija, y la noticia la destrozó. A 10 años de distancia, su vida se ha transformado. Ha ido prosperando como emprendedora dividiendo su tiempo entre una ciudad fronteriza y Estados Unidos, pero siempre con el recuerdo de su familia, a la que vio partir hace una década de manera abrupta.


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}