×
hace 1 mes
[Local]

Abandonan a napistas otro activista

El sindicalismo afín a Napoleón Gómez Urrutia continúa desintegrándose en la Sección 288

Imprimir
Abandonan a napistas otro activista
Fernando Silverio Jiménez.
Monclova, Coah.- El sindicalismo afín a Napoleón Gómez Urrutia continúa desintegrándose en la Sección 288, luego que otro recalcitrante activista anunció su retiro de esa fracción porque los cabecillas lo abandonaron a su suerte, no obstante que estuvo al borde de la muerte internado en el IMSS, sin visitarlo siquiera.

Fernando Silverio Jiménez reveló que los líderes napistas de la Sección 288 difaman y calumnian a AHMSA y al Sindicato Democrático porque reciben financiamiento de Napoleón Gómez Urrutia.

Sólo recibió apoyo del Democrático

Fernando Silverio Jiménez decidió abandonar el napismo debido al nulo apoyo recibido cuando más lo necesitaba.

“Fui conocido como uno de los pocos napistas que quedaban a pie de lucha, aunque éramos solo 15 personas y una bola de acarreados pagados, seguíamos grillando, yo era muy activo en redes sociales, juntas, volantes en plazas, radio y televisión”, añadió.

“Hace un mes fui internado en el IMSS por un fuerte dolor de pecho, soy casado y padre de familia, mi esposa me acompañaba y mis hijos se quedaron con familiares mientras mi situación médica era grave, sufrí un infarto; y como napista pensé que mis compañeros me ayudarían, pero mi decepción fue enorme”, relató.

Añadió que los médicos no le podían bajar la presión arterial y le urgía un medicamento que no tenía el IMSS y nada podía hacerse, “Pensé que realmente moriría, lamentablemente me estaba convirtiendo en una víctima más del abandono napista”.

De pronto, destacó, “A la puerta llegaron Héctor Castellanos y Joel Ayala, ambos funcionarios de la Sección 288 del Sindicato Democrático que yo tanto ataqué, difamé y juzgué injustamente”.

Afirmó que fue el Sindicato Democrático el que intervino y consiguió de inmediato el medicamento comprándolo por fuera, “También consiguieron mi traslado a Monterrey para atenderme, ese mismo día me fui con mi esposa en traslado, me operaron y salí gracias a Dios bien”, refirió.

“Durante semanas ningún napista se comunicó, mientras que el Sindicato Democrático seguía comunicándose por teléfono conmigo y mi esposa para ver qué necesitábamos, ellos intervinieron en mis trámites ante la empresa, y para vergüenza mía, Relaciones Laborales a cargo de Raúl Felipe Pérez Treviño, que sin conocerlo ataqué y difamé como lo hacen todos los napos, atendió mis necesidades”, narró.

“El licenciado también me ayudó a pesar de todo lo que decimos en su contra de forma personal, hoy me arrepiento de mis actos napistas, porque la verdad nuestros derechos laborales siempre han sido respetados y nunca existió represión de la empresa, esa es sólo una estrategia para generar notas periodísticas, enviarlas a México y recibir apoyo económico de Napoleón”, recalcó.

Si, reiteró, “Napistas mercenarios y falsos, eso éramos, eso son, tuve que tocar fondo para darme cuenta que fui una víctima más del abandono napista, sí, así como abandonó a las viudas de Pasta de Conchos, a los trabajadores de Cananea, Sonora; Taxco, Guerrero; Sombrerete, Zacatecas; Teksid y AHMSA”.


Imprimir
te puede interesar
similares
https://www.zocalo.com.mx/images/site/edit_icon.png