×
hace 4 semanas
[Coahuila]

Abre Rincón Colorado luego de 3 meses, pero no llegan visitantes

Rincón Colorado, en peligro de extinción

Imprimir
Abre Rincón Colorado luego de 3 meses, pero no llegan visitantes
Fotos: Zócalo | Enrique Alvarez del Castillo
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- La zona paleontológica Rincón Colorado, en el municipio de General Cepeda, está en peligro de extinción. La poca afluencia de personas tiene en vilo el mantenimiento del pequeño museo, que está cumpliendo 27 años de existencia.

Una de las teorías de la extinción masiva de los dinosaurios, además de la del meteorito que impactó en lo que ahora es la península de Yucatán, es la de un virus que enfermó a los reptiles gigantes y provocó enfermedades que los llevaron a desaparecer de la faz de la tierra.

Pues bien, el coronavirus está haciendo lo mismo con la tradición paleontológica de la Región Sureste del estado.

A pesar de que en noviembre de 2018 el Instituto Nacional de Antropología e Historia y el Gobierno del Estado invirtieron cerca de 40 millones de pesos en la remodelación de la zona que está bajo jurisdicción federal, el lugar luce abandonado y el museo no se diga.

Hace tres semanas el pequeño museo reabrió sus puertas al público, pero nada ha cambiado. Diana Hernández, encargada del museo, señala que hay días en que no se paran ni las moscas. El sábado llegaron tres vehículos que iban a la zona federal que depende del INAH, pero está cerrada, por lo que solamente ingresaron al museo.


Sin cambios

Desde su creación en 1993, el museo de Rincón Colorado ha mantenido la misma exposición, ubicada en el edificio de la antigua escuela de ese ejido.

Una decena de vitrinas, unos cuantos fósiles y réplicas de huellas de dinosaurios, unas figuras derruidas en el patio trasero son la única referencia de la llamada “Tierra de Dinosaurios”.

Las únicas huellas que existen en este lugar son las de quienes dejaron pintadas sus manos en las esculturas vandalizadas y oxidadas.

Doña Diana Hernández se niega a dar una entrevista. Dice que ya se ha dicho mucho y no se ha hecho nada para apoyarlos. Desde hace unos meses el museo está bajo su responsabilidad, y los pocos ingresos son para ella y para darle mantenimiento al lugar. 10 pesos por niño y 15 por adulto no dejan mucho margen para poder mantener el sitio y mucho menos para sacar alguna ganancia: hay que comprar cloro, limpiador de pisos, de vidrios y hay que pagar el agua. De la energía eléctrica se encarga el Municipio.

El atractivo antes de la pandemia era la zona paleontológica del INAH, pero desde hace cuatro meses está cerrada, y no hay fecha para reabrirla.

Juan Lujano Martínez llega todos los días al lugar en su camioneta, incluso el domingo, para resguardar el área protegida. Las puertas están cerradas al público hasta nuevo aviso.

“Por el momento se encuentra cerrado por lo de la pandemia que estamos viviendo. No nos han dado fecha todavía para abrir, en cuanto haya una fecha va a estar anunciado en la página de internet”.


-¿Cuánto tiempo tiene ya cerrada la zona?
“Yo creo que como una semana o dos semanas antes de Semana Santa de este año”.

-Antes de la contingencia sanitaria, antes de la pandemia, ¿cuánta gente estaba visitando aquí el lugar?
“Aquí al lugar estaban viniendo 70, 80 diarios en fin de semana… entre semana por muy bajo el día, unas 30 personas diarias”.

La gente sigue llegando a preguntar luego de que se abriera el museo, sin embargo esta zona permanece cerrada, por lo que los pocos turistas que se animan a ir, se regresan decepcionados.


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}