×
hace 1 mes
[Espectáculos]

Así fue el triste final de Harry Houdini, el mago más famoso del mundo

Fue una situación totalmente evitable y alejada de los escenarios la que acabó con la vida del mago

Imprimir
Así fue el triste final de Harry Houdini, el mago más famoso del mundo
Escuchar Nota


Ciudad de México.- Gracias a Harry Houdini la magia cobró relevancia a nivel mundial. Esto debido a que, en su momento, el nacido en la ciudad de Budapest (del entonces Imperio austrohúngaro) el 24 de marzo de 1874 se convirtió en el ilusionista más famoso del mundo, además de que su legado continúa inspirando a muchos jóvenes y expertos dentro del mundo de los trucos.

Su nombre de nacimiento fue Erik Weisz, aspecto que cambió por el de Erich Weiss cuando llegó a Estados Unidos a los 4 años. La mudanza ocurrió debido a que su padre, el rabino Mayer Samuel, fue enviado a una congregación en Wisconsin. En ese estado fue donde el entonces niño tuvo su primer acercamiento con la magia, pues acudió con su familia a ver al Dr. Lynn, un mago errante que lo dejó muy impresionado.



Tras ver por primera vez a un ilusionista en acción, Erich decidió profundizar más en esta labor: primero fundó un grupo de variedades junto a sus amigos donde actuaba como contorsionista y trapecista bajo el eslogan de Erich, el príncipe del aire. Luego se embarcó en un viaje de un año para trabajar en circos y espectáculos ambulantes.

Pero fue hasta que regresó a casa que su vida dio un vuelco, pues encontró el libro The Memoirs of Robert-Houdin, Ambassador, Author, and Conjuror, Written by Himself, que narra la vida del mago Jean Eugéne Robert-Houdin; la obra influyó tanto en Weiss que decidió comenzar en el mundo de la magia con un nombre artístico inspirado en el también llamado padre de la magia moderna: Harry Houdini.



La carrera mágica de Harry comenzó junto a su hermano Theo; ambos hacían trucos simples, relacionados con cartas y cuerdas. Pero pronto el novel ilusionista decidió dar un paso más profesional incluyendo muestras de escapismo en sus presentaciones; así fue que presentó un acto llamado metamorfosis, donde, tras ser atado con cadenas, era introducido a un baúl. Posteriormente su asistente se sentaba encima del cofre y levantaba una cortina durante algunos segundos. Entonces, tras bajar la cortina, Houdini era el que estaba libre mientras su ayudante yacía encerrada. Este truco fue realizado por el mago miles de veces.

Otro recurso muy común en su espectáculo fue la cámara de tortura china. En ese truco era atado con candados y sumergido por los pies en un contenedor lleno de agua del que tenía que escapar tras varios minutos sin poder respirar.

Pero Houdini alcanzó el estatus de celebridad en 1918, cuando hizo desaparecer un elefante y sus jinetes en Nueva York, lo que en aquel entonces supuso un récord por el tamaño de lo desvanecido. Además, El rey de las esposas, como lo llamaban, participó entre 1919 y 1923 en cinco películas y tuvo interés también por la aviación, llegando a ser propietario de un rudimentario biplano en el que hizo varios vuelos en 1910.

Ver esta publicación en Instagram

Harry Houdini #houdini #harryhoudini #colorizedhistoricalphotos #ilusionist

Una publicación compartida por CezarGeek (@cezargeek13) el



En sus últimos años activo, el ilusionista mantuvo una lucha contra los espiritistas ya que consideraba que estos engañaban a la gente; esta animadversión se gestó en él tras sufrir una experiencia personal luego de la muerte de su madre en 1913: en ese entonces, Houdini, siguiendo los consejos de Arthur Conan Doyle (autor detrás de Sherlock Holmes), decidió ‘contactarla’ a través de médiums, pero nunca tuvo éxito.

El triste final de Harry Houdini

Aunque muchos de sus trucos lo pusieron en peligro mortal, Houdini murió en octubre de 1926 a consecuencia de un acto que no sucedió sobre un escenario o con cientos de personas presentes. Resulta que, tras dar un show en Montreal, Canadá, el mago se encontraba descansando cuando varios universitarios se le acercaron para hablar con él.

Entonces uno de los estudiantes lo retó a recibir un golpe, pues Harry presumía tener una gran resistencia física. Tras aceptar la propuesta, fue Joselyn Gordon Whitehead, quien se cuenta era un destacado boxeador, el encargado de golpear al mago.

Ver esta publicación en Instagram

Erik Weisz, born in Budapest in 1874, was better known as the mystical HARRY HOUDINI, famously known for his magic tricks and escapism across the world. Until 1922 Houdini concentrated solely on his magic and silent films until the death of his beloved mother. After his mother passed he was never quite the same and spent long hours in the cemetery laying on her grave and talking to the earth below. This guided his interest in spiritualism. Houdini started attending séances in the hope to contact his mother. It was here that he discovered the deceptions of fraudulent mediums. He used his knowledge of magic and illusion to initiate his personal crusade against this fraud. Houdini attended these séances disguised and accompanied by incognito policemen, waited to witness the fraudulent act and would stand up and cry “I am Houdini! And you are a fraud! “ He aimed to shine the light on as many fraudulent mediums and spiritualists as possible. His experiences can be found in his 1924 book A Magician Among the Spirits. #harryhoudini #seance #seancefraud #magic #illusionist #spiritconnection #ghostlyencounters #houdini #paranormal #spiritualism #history #historictales #australiascaptureparanormal

Una publicación compartida por Australia’s Capture Paranormal (@australiascaptureparanormal) el



A pesar de los dolores y fiebres que presentó tras ese encuentro, Houdini se negó a acudir al médico y continuó ofreciendo presentaciones, hasta que se desmayó durante un espectáculo. De inmediato fue hospitalizado con un diagnóstico nada favorable: peritonitis grave originada por una apendicitis (causada por el golpe) que no se trató.

“Estoy cansado de luchar. Creo que esta cosa me va a vencer”, externó Houdini tras varios días hospitalizado. Entonces,el 31 de octubre, con 52 años, el mago dejó el plano


Con información de Milenio.


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}